jueves, 6 de noviembre de 2008

CRÓNICAS DEL RUCKER: “BASKET INTERRUPTUS”



Imagina que llevas toda la semana esperando hacer algo que te gusta mucho, y que sólo sueles hacer el sábado. Imagina que encima la semana anterior no lo habías hecho. Imagina que te pones a hacerlo…E imagina que cuando acabas de empezar, te tienes que parar de golpe y ya no puedes seguir más hasta al menos la semana siguiente. Pues esta situación, que no deseamos que os pase con otras cosas, nos sucedió el sábado a los que bajamos a jugar la pachanga semanal al rebautizado Rucker. Por cierto que el lugar había sido objeto de un ataque vandálico, todo lleno de cáscaras de huevo y con algún cristal roto, al parecer durante la noche de “Halloween”, en la que alguien hizo “el fantasma”.

Después de poner la canasta en el sitio no sin algo de esfuerzo (el puñetero contrapeso cuesta de mover), y con el cielo algo nublado, nos juntamos un grupito aseado para jugar. Mientras calentamos (atentos a la sudadera del Canals de Joan, que ya “siente los colores”) se acercó a saludarnos Javi Kerr, vestido “de faena”, ya que estaba currando y no podía jugar, aunque nos confesó tener muchas ganas. Hicimos un par de llamadas a Mike y Julio, que no acudieron, como tampoco Berni y algún que otro “desaparecido” más (Michel, ¿sigues vivo? ¿te hacemos un mapa para llegar al Rucker? Con lo cerca que te para de casa, ¡hombre!) . El caso es que se hicieron dos equipos con perspectiva de jugar un partido a 100, y luego los que hicieran falta. Equipo A: David, Joan, Jacobo y Girome vs Equipo B: Sergio, Pedrito, Josevi, Ramón y Lakers. Todos con muchas ganas y mirando de reojo al cielo.

Empezamos el partido con Jacobo inconmensurable, simplemente demoledor en el ataque con sus ganchos y poderoso al rebote; David liderando a los suyos; Joan ametrallando desde el 6’25 (y repartiendo más “estopa” que de costumbre atrás); y Girome aportando dureza y mucha garra. Enfrente, Sergio anotando suspensiones imposibles; Pedrito buscando tan bien como siempre los desmarques para sus tiros claros; Josevi utilizando sus fintas y recursos para hacer volar a los rivales; Ramón certero en el tiro y astuto en el juego colectivo; y Lakers defendiendo con ganas y circulando bien el balón. El partido igualado 40 y algo a 40 y algo, todos pasándolo bien, que buen rollete…¡Y CATAPÚM! Se pone a llover.

En primera instancia nos refugiamos en el gimnasio a ver si paraba, pero no. Encima el suelo del Rucker tarda en secarse y se resbala mucho más que el de Les Pereres. Total, que con la que caía, y tras un rato aguantando el “pequeño pique” entre Ramón y Pikachu pasándose una pelotita para hacer tiempo, acordamos marcharnos todos, bastante cabizbajos y desilusionados, porque lo que llovía era muy poquito, pero suficiente para impedirnos jugar. Alguna vez nos tenían que salir mal las cosas, y mira por donde esta semana fue una de esas. A ver si este sábado nos resarcimos.

Por cierto, que al salir vimos una serie de pintadas con contenidos chungos, pero hubo una que nos llamó especialmente la atención, y por eso le hicimos una foto que reproducimos en el blog. Ponía “Felo Felo”, no sabemos si guarda relación con el grito de guerra de Berni, el mundialmente conocido “Fela Fela”, suponemos que no será obra suya ni de ningún grupo de fans, pero la verdad es que es una coincidencia que nos extraña y no acabamos de entender.

1 comentario:

juan dijo...

El lletrero de Michel "wanted" tindrem que penjarlo de veritat per ahi. "Se busca"