domingo, 9 de septiembre de 2007

Reportaje: Pedrito Pica, genio y figura




Introducción: Pedro García Balaguer ya ha llegado a la treintena de años, pero conserva ese puntito adolescente en su carácter, que le hace gamberro, a veces odioso y a veces divertido pero, con el paso del tiempo, cada vez más persona. Si no le conoces es un tío a veces impredecible, aficionado, por ejemplo, a marcharse sin avisar ( en más de una circunstancia). Pero tiene un extraño carisma que hace que la gente le aprecie. Y si no, mirad que ha sido el más votado, aunque quizá sea para ver una foto de la que se ha venido hablando y que finalmente no sacaremos “tal cual”, porque puede crear muchos traumas, o convertir esto en un foro gay. La instantánea es en Les Pereres, durante un gesto de burla a lo Bart Simpson.

Apodos: El más conocido és “Pica”. Le viene de “Pedro Picapiedra”, que degeneró en “Pica”, que a su vez ha dado lugar a “Pikachu” (el Pokémon). También le vale porque en sus tiempos era de los de “Pica y vuela” cuando salía de juerga, no sé si me entendéis. Pero ha tenido muchos otros.”Romario” por llevar durante una larga temporada una camiseta del Flamingo, donde militó el brasileño (La llevaba en Les Pereres, llegó a salir una vez con ella de noche, y hay quien dice que incluso durmió llevándola puesta); ”Fontanero” o “Supermario” por la fontanería que tenía su padre; “Vinagre”, por su caracter a veces arisco y su gesto de mala gaita,...La verdad es que da mucho juego. “Pedro Lapiedra” le ha salido ahora y también se le ajusta (Por su afición a “chupar”, como la Lucia Lapiedra...), y algún otro. Pero siempre será el Pica.

Pedrito en Les Pereres: Junto con Julio y Lakers, es el más veterano, posiblemente el primero en aparecer por allí hace más de 16 años. Ha tenido momentos en los que ha desaparecido, sobre todo por asumir otros compromisos los sábados: Árbitro de fútbol en categoría regional varios años, especialista un poco chupabanquillos en varios equipos de basket, y entrenador de categorías inferiores de basket, esto último con un poco más de éxito que lo demás. Está especialmente vinculado al lugar, ya que su familia regentó el bar del polideportivo, y además hizo la prestación social sustitutoria (la objeción de conciencia, sustituta de “la mili”) también allí. En el bar era una especie de camarero antipático y de mala gana (salvo con las chicas, claro), mientras que en su faceta de objetor, cabe destacar que pintó la grada grande...Justo la que ha pillado aluminosis después. Curioso. Verle en el andamio fué espectacular.



Sus armas: Anotador puro, es el tirador por excelencia de media y larga distancia en Les Pereres. Años y años haciendo su característico amago, estilo “bisagra” que se abre y se cierra, hacia arriba y hacia abajo, para enchufarla. Muy chupón, alterna rachas letales con momentos en los que abusa del balón. Tiene otros recursos anotadores (poste bajo, uso de la tabla) y bastantes fundamentos con los que suple sus limitaciones físicas (alterna momentos en los que se trata de poner en forma con otros en los que se descuida mucho). No le gusta la defensa, aunque si se cabrea le pone ganas con más o menos éxito. Suele “picarse”, aunque últimamente de manera más racional que antaño, y le gusta también vacilar al rival. Otra de sus armas es “el arbitraje griego”, reclamar toda acción discutible en la cancha siempre a su favor, hasta cuando sabe que no tiene razón. Con ello ha creado escuela, con alumnos aventajados como Joan, e imitadores ocasionales como Ramón (tú sabes que es verdad, Dirk, por lo menos algunas veces).


Anécdotas: Ufff...El que más. Sobre todo si contamos las de fuera de Les Pereres. Las más duras nos las guardamos. Contaremos algunas suaves, y una de dureza media: el legendario “dia de los 7 chupitos” en el bar de Girome: Se los ventiló uno tras otro, para acabar con uno que llevaba Vodka, Tia María, Absenta, y una extraña cosa azul. Horas después el líquido salió al exterior por donde había entrado, en tres entregas: la primera, junto a un tío que le enseñaba su moto nueva a un amigo (casi casi le da), la segunda, mientras rodeaba una farola, dejando un rastro circular en torno a ella, y la tercera, sobre el cartel de un cantante que venía a la feria, no recuerdo si Miguel Bosé o Alejandro Sanz (le dejó la cara bonita). Esa noche acabó huyendo del resto a su casa, aunque algún cabrón llamó a su timbre para despertar a su madre y que le viera en ese estado. Evidentemente de esto hace muuuuuuuchos años, cuando el Pica era un chavalín. Otra muy buena es “el dia de la brocha”. Iba corriendo por la calle con una rosa roja para huír (no recordamos por qué) del resto de amigos, cuando le paró no la Local, sino un coche patrulla de la Policía Nacional, que pensaba que llevaba una brocha en la mano para hacer pintadas...

En Les Pereres también hay anécdotas, como el día que, también huyendo (esta vez del Piraña), se pusieron ambos a dar vueltas a la pista en la persecución, corriendo como nunca lo ha hecho, posiblemente su plusmarca.Otra huída famosa fué desde Les Pereres a su casa, después de burlarse del pelo de “Edu el ruso” (ya os hablaré de él). Tampoco le cazaron, parece que en realidad corre más de lo que aparenta en la cancha. Ahora que lo pienso...La historia del Pica está llena de huídas y persecuciones, parece el final de un capítulo de “Benny Hill”...Si encima conociérais al “Piraña” o a “Edu el ruso” seguro que me dábais la razón.

3 comentarios:

Por segundos feliz dijo...

IMPRESIONANTE HACES AÑOS, AÑOS, AÑOS...QUE NO REIA TANTO. Pido al productor su cesión para difundir este artículo en otros blogs

Jose. También conocido como Lakers. dijo...

Va a ser que no, es exclusivo de esta web. Por cierto, Pica, no te enfades, y recuerda que a la puerta de mi casa sigue habiendo dibujado un rabo de cuando mi despedida, y lo pintaste tú...

Anónimo dijo...

MENUDO CABRON EL LAKERS YA NO RESPETA NI A LOS AMIGOS JJEJEJEJE, BUENO DECIR QUE TODO LO ESCRITO AQUI ES CIERTO LO RECONOZCO, PERO ES QUE LA VIDA PUBLICA DE UNA PERSONA FAMOSA ES DIFICIL, VA PER A TU BERNI.