jueves, 18 de septiembre de 2008

CRÓNICA 13-9-08: LUZ DE LUNA


Qué gran serie aquella, "Luz de Luna", con Bruce Willis y la guapísima Cybill Sepherd. Aquella misma luna que salía en la "intro" de la serie, la que han visto todos nuestros ancestros, tuvo un papel fundamental esta semana, como luego os contaremos. Pero vamos a empezar por el principio: parecía que no volveríamos a jugar a “casa” y sí lo hicimos. No sólo eso, sino que nos juntamos hasta 16 tíos con muchas ganas de basket, y, aunque con altibajos, lo pasamos mayoritariamente muy bien, salvo por algún percance del que luego hablaremos. Eligieron Josevi, Michel y Pedrito, y la cosa quedó así:

Equipo A: Julio, Mike, Juan, Josevi y Javi. Auténtico equipazo, parecía que iban a dominar la tarde pero al final se quedaron un poco cortos. Eran un equipo sin fisuras, tenían de todo, pero carecían de superstars como David o Sergio a los que encomendarse en los finales apretados, y ese quizá fue su problema. Desarrollaron un buen juego y no se fueron de vacío, creo que 4 victorias, en las que destacó sobre todo un gran Mike.

Equipo B: David, Jacobo, Félix, Michel y Joan. Los vencedores de la tarde 6 o 7 victorias (en la última se quedaron sin Félix, sustituido como “perro de presa” por Lakers). Talento (David y Joan), tiro (Michel), defensa (Félix) y ese punto de energía y corazón que da Jacobo, fue una gran combinación, que si bien no servía para arrasar, sí para llegar igualados a los finales, en los que Iceman se mostró decisivo.

Equipo C: Pedrito, Ramón, Sergio, Juanjo, Lakers y Berni (1 cambio). Equipo muy extraño, que consiguió 5 victorias pese a la falta de química que traen consigo las rotaciones, y más si está Berni de por medio. Cuando tuvieron buenos quintetos, se mostraron imparables, con Juanjo dominando rebote y defensa, Pika lanzando con acierto y Sergio imparable tanto dentro como fuera. Su peor enemigo fueron ellos mismos (sobre todo alguno) y los cambios (las ausencias de Sergio o Juanjo les pasaron factura).

Luego muchos se marcharon, Sergio se puso a tirar en la otra canasta, y el resto trató de jugar un partido a 50, con estos equipos (no sé si me olvido de alguien): Equipo 1 Juan, Javi, Joan y Berni vs Equipo 2, Michel, Ramón, Lakers y Jacobo. El equipo 1 se marchó rápido en el marcador, con una amplia ventaja que llegó a superar los 15 puntos, con Juan dominando el rebote y un incisivo Javi Kerr haciendo de todo. Lakers, que venía “rebotado” por las carencias defensivas de algún compañero suyo en los partidos anteriores, jugó excesivamente duro, y la cosa acabó fatal: intento de tapón sobre Javi que acaba con un feo golpe (aunque involuntario) en la ceja, de la que sangra escandalosamente.

Tristísimo final el que parecía que iba a tener la tarde. No se debe entrar tan duro (te pedimos nuevamente disculpas, Javi).Evidentemente, el partido acaba, la mayoría se van a casa (salvo el pobre Javi, al hospital), y el gusto es amargo para todos, especialmente para el que escribe, que se sentó en el suelo hecho polvo moralmente. Entonces, empieza la habitual “tertulieta” de final de tarde, quedando Joan, Ramón, Sergio y el propio Lakers. “Jedi” hace de las suyas, con una amplia explicación a Joan de cuales son sus errores a la hora de encarar mentalmente el juego. Opinión que no fue compartida, pero que consiguió arrancar algunas sonrisas. Anochecía, y aún con luz, aparece entre los árboles una inmensa luna llena. Entonces surge la pregunta ¿Y si jugamos un 2x2? Joan y Sergio proponen formar equipo (!) contra Lakers y Ramón. ¿Es una broma? No. Los veteranos aceptan.

El partido empieza con los jóvenes tirando con acierto desde lejos, y preguntando por la mayor paliza en la historia de Les Pereres: Fue un 100 a 10 a favor de Lakers y su hermano Rober contra los hermanos Jose Luis y Jordi Núñez, hace ya demasiados años. La cosa empieza con un 20-5 para los jóvenes, que tienen el suficiente respeto a sus rivales como para no jugar “de broma”. En defensa los veteranos no podían parar las entradas de Sergio y los tiros lejanísimos de Joan…Pero entonces Ramón despertó y empezó a ametrallar desde el triple, lo que animó a Lakers, que por momentos volvía a ser el de antaño: lleno de energía, desbordaba una y otra vez a Joan con sus entradas, y era capaz incluso de clavar algún gancho ante Sergio.

Cierto es que Skywalker prefirió pasar a tirar de 3 en lugar de seguir entrando, pero el caso es que con un par de rachas, las “viejas glorias” llegaron a ponerse arriba (31-32) El sueño era posible (!!!). Los “nanos” se ponían ya totalmente serios, pero con los veteranos al 100% ambos y las pérdidas de balón por la falta de luz en los pases, la cosa siguió igualada, (37-37), hasta que una racha acertada de dos triples de Joan y varias entradas de Sergio, y 3 triples errados por un agotado Ramón (¡qué gran esfuerzo había hecho!) coincidieron, y la cosa acabó 50-41 para los “nanos”. Al final, todos fundidos en un abrazo bajo el aro, iluminados por la luz de la luna. Este sí sería un buen final para Les Pereres. Inolvidable. Un momento para siempre. Los premios…

Premio Fela-Fela MVP: Iceman. David no sólo destacó, demostrando esa clase que todos le conocemos, sino que decidió a favor de su equipo en prácticamente todos los finales apretados que tuvieron. En los momentos “calientes”, “el hombre de hielo” lo enfría todo, o mejor, deja “helados” a los rivales. Mención para Sergio, que nos deleitó con jugadas como la de la portada.

Lapa de oro al mejor defensor: Juanjo Wallace. Le gusta más Rasheed, pero en defensa estuvo al nivel de su otrora admirado “Big Ben” Wallace, intimidando sólo con su inmensa presencia, metiendo algunos tapones memorables (mira que es difícil “pillar” a mano abierta a Julio) y estando atento a las líneas de pase.

Giromazo de plata al más espectacular: Jacobo. Sólo hay que ver las fotos para apreciar el mérito que tiene coger rebotes por potencia ante Sergio, Juanjo o Juan. Su ya clásico gancho también es muy meritorio, aunque se llevó algunas “gorras” tremendas (que también es espectáculo). Mención para Mike y sus entradas, y para algunas acciones de Juanjo.

Premio “poco ruido y muchas nueces” al trabajo oscuro: Juan. El “sin apodo” estuvo sólido e intimidador (como siempre) en defensa y serio en ataque, con una media distancia muy efectiva. Aporta mucho aunque no siempre llame la atención (que también lo hace a veces, con sus tapones y medias vueltas “a lo Olajuwon”).

Chupa chups al más chupón: Berni. Es cierto que Pedrito o Josevi acumularon más balón en ataque, pero es que su selección de tiro tuvo momentos que llegaron a sacar de quicio a sus compañeros, que en ocasiones optaron por no pasársela (por eso no tiró más). Tampoco es que no metiera ninguna (que sí las metió), pero es una cuestión de saber cuando tirar (con rebote, sin forzar…), y cada uno tiene que ser consciente de sus límites. De su defensa mejor no hablamos.

La frase: “Berni, ¿tantos años jugando a baloncesto, para esto?” es de Juanjo Wallace, tras una de las exhibiciones defensivas del “microones”.Para acabar, os dejamos con algunas fotos más, que esta semana tenemos muchas.

1 comentario:

lakers dijo...

Siento que en el vídeo y las fotos no salgáis todos "bien", pero pensad que yo no salgo de ninguna manera, jajaja